BASF desarrolló innovador proyecto de reciclaje orgánico junto a municipalidades de Providencia y La Reina

06.10.17 Nuestros socios informan

Futuro Compostable es el nombre del proyecto impulsado por BASF que ha permitido a 204 hogares de dichas comunas puedan reciclar sus residuos orgánicos y generar compostaje. Se trata de un aporte a la preservación del medio ambiente, ya que permite cerrar el ciclo de la materia orgánica y demuestra que en Chile están todos los actores presentes para realizar de manera efectiva el tratamiento de residuos orgánicos.

En Chile se producen cerca de 17 millones de toneladas de residuos cada año, de los cuales cerca de 7 millones corresponden a residuos domiciliarios. Esto implica que la tasa de generación de residuos es de más de un kilo diario por habitante. Además, hoy se recicla menos del 10% y más del 55% corresponde a materia orgánica.

Considerando esta problemática es que BASF, empresa química líder en innovación, desarrolló el Proyecto Futuro Compostable, el cual se materializó a modo de piloto en 204 hogares de las comunas de Providencia y La Reina.  

Futuro Compostable contempla todo el circuito que va desde la entrega de la bolsa hasta el compostaje: primero, la capacitación y entrega a los vecinos involucrados en el piloto de bolsas de basura compostables basadas en ecovio®, para que ellos depositen sus residuos orgánicos (frutas, verduras crudas sin aliñar, cáscaras de huevo, bolsas de té y borras de café). Luego, el retiro y pesaje de las bolsas dos veces a la semana por parte de Hope Chile, empresa especialista en reciclaje. Y por último, el traslado a la planta industrial de compostaje Idea Corp, donde el residuo se transforma en un abono natural, rico en minerales, resultante de su descomposición controlada.

“En BASF estamos enfocados en dar respuesta, a través de la innovación, a los grandes retos urbanos y medioambientales, y uno de ellos es el reciclaje. En ese sentido, las bolsas que se entregaron a los vecinos, basadas en ecovio®, son 100% compostables, e ideales para el retiro del material orgánico de manera fácil y limpia, siguiendo con el concepto de economía circular”, destaca Gustavo Arriagada, coordinador de negocios de Performance Materials de BASF.

Además, este proyecto demuestra que en Chile están presentes todos los actores que permiten realizar de manera efectiva el proceso de reciclaje orgánico reanudando así el ciclo de la vida, considerando que el compost se utiliza en agricultura, jardinería, como mejorador de suelos, y controlador de la erosión. 

“La recolección de residuos orgánicos en bolsas compostables es un proceso limpio y fácil de realizar. Nuestra misión es promover el cambio de hábitos en las personas y la sociedad. Tenemos la esperanza de un mundo mejor”, subraya Hernán Inssen, gerente general de Hope Chile.

Participación comunitaria

Para la implementación de Futuro Compostable ha sido clave la articulación con los municipios y la adhesión de los vecinos.

“El municipio tiene una gran responsabilidad en materia medioambiental. La Reina nace del encuentro entre la cordillera y la ciudad y eso hace que este tema esté muy arraigado en la identidad de nuestros vecinos. Futuro Compostable es un gran facilitador en nuestra tarea de impulsar la separación de residuos orgánicos en los hogares”, destaca José Manuel Palacios, Alcalde de La Reina.

Asimismo, Evelyn Matthei, Alcaldesa de la comuna de Providencia, enfatiza que, “más de la mitad de nuestros residuos son orgánicos y si esos los botamos a la basura, se mezclan con otros y terminan en esos enormes basurales que tenemos por todo el país y que no queremos más. Tenemos sí o sí que reciclar”.