“Aprender haciendo”: la alternativa perfecta para ser un profesional del futuro

El sistema de formación técnico profesional, es una excelente opción considerando los cambios que enfrentará nuestro país en materia laboral, siendo clave en la disminución del desempleo juvenil.

La gran experiencia de la industria alemana en el área de formación técnico profesional y su modelo de educación teórico-práctico de alta calidad, para el entrenamiento de técnicos profesionales calificados, es hoy un ejemplo mundial. Aquellos jóvenes que desean estudiar materias técnicas pasan cerca del 70% de su formación en una industria realizando trabajos en el área en que buscan desarrollarse. Al final de la carrera, cuando egresan, los estudiantes son 100 % productivos.

En Alemania, cada año, aproximadamente la mitad de los alumnos que salen del colegio, eligen la opción de una formación profesional dual. ¿Por qué? Se trata de un modelo de aprendizaje que combina dos lugares: la empresa y el colegio técnico de formación profesional o centro de formación profesional. De esta manera, los aprendices son empleados y alumnos al mismo tiempo, por lo que reciben un sueldo desde el primer día de su formación.

Los resultados de este modelo son rotundos: en 2018 Alemania obtuvo la tasa de desempleo juvenil más baja de Europa, llegando a solo un 6,4%. En Chile, en cambio, ese número se triplicó, llegando al 18,15%.

De hecho, la formación dual resulta muy popular en el país germano: en cada promoción estudiantil cerca de 500 mil eligen este tipo de educación, lo que representa al 50% del total de jóvenes por año.

Según Lorena Olivares, Gerente de Capacitación y Formación Técnica de CAMCHAL, la Cámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria, es posible revertir esos números fomentando el concepto de educación dual en nuestro país, acercando de esta manera la formación a la industria.

“La formación técnica dual es mucho más que una pasantía en una empresa, ya que éstas se involucran de manera activa en la formación. En general, el centro educativo imparte los conocimientos teóricos y la compañía completa el ciclo aportando con la práctica y los conocimientos específicos. El alumno, ahora aprendiz, adquiere conocimientos y competencias altamente adecuados para el puesto de trabajo, lo cual es una ventaja enorme que entrega este modelo de formación técnico”, explica.

Proyecto Piloto en Chile

El “Proyecto Aprendices” apunta a fortalecer el programa de formación para el puesto de trabajo de Sence, incorporando elementos claves del sistema dual alemán, cuyo inicio está planeado para el próximo año. Gracias al trabajo en conjunto de CAMCHAL, Sence y Otic Sofofa, la iniciativa busca formar en la empresa a jóvenes de entre 15 a 24 años, durante seis meses a un año, dándole competencias técnicas y conductuales que mejoren su empleabilidad, alineado con las necesidades de la industria.

Para esto se realizará un piloto con 100 egresados de áreas como Mecánica Industrial y Hotelería de liceos técnicos profesionales de la Región Metropolitana, considerando la formación de estos jóvenes en cerca de 40 empresas.

Cabe mencionar que en Chile, CAMCHAL es uno de los organismos con más trayectoria para el fomento del modelo dual, ya que ha desarrollado metodologías y herramientas que demuestran que estos elementos se pueden transferir e implementar en la situación local, logrando considerables mejoras tanto en las instituciones de formación técnica como en las empresas mismas. Son iniciativas que entregan ganancia a todos, a los jóvenes, los empresarios y el estado.

“El conocimiento interno existe en las empresas chilenas, donde hay muy buenos profesionales. A su vez ciertas compañías son tan específicas, que no hay nadie que sepa más que las personas que están ahí. Por lo tanto, hay que aprovechar esa fortaleza y brindar las herramientas necesarias para que los buenos técnicos puedan traspasar y gestionar el conocimiento con sus pares, aprendices y nuevas contrataciones, en su calidad de ‘Maestros Guía’, convirtiéndose en personas capacitadas en la formación laboral con conocimientos y habilidades pedagógicas”, destacó Olivares.

Hay que recordar que CAMCHAL, enseña a planificar, desarrollar y monitorear la formación de los estudiantes para obtener un aprendizaje de calidad en su puesto de trabajo, de manera que estén preparados para continuar vigentes en un mercado cada vez más exigente. Más información en Formación Dual

Beneficios para los jóvenes:

  • Adquieres experiencia profesional de valor en el mercado de trabajo,
  • orientas tus estudios a los requerimientos de la realidad empresarial,
  • obtienes una certificación reconocida,
  • tienes un contrato con una empresa y recibes un sueldo,
  • te integras progresivamente en las responsabilidades de la empresa,
  • te incorporas al mercado del trabajo en las mejores condiciones y acompañado por maestros guías.

Beneficios para las empresas:

  • Ser un actor relevante en la formación de las nuevas generaciones de técnicos profesionales,
  • estrategia para asegurar técnicos altamente productivos y calificados para las necesidades de tu compañía,
  • trabajar por el compromiso social entre empresa y jóvenes,
  • traspasar tempranamente los valores de tu empresa,
  • obtener capacitación de maestros guías que gestionen el conocimiento interno,

La formación profesional dual contribuye a:

  • La generación de empleo de calidad,
  • preparar jóvenes para ser profesionales del futuro,
  • integrar progresivamente a los jóvenes en el empleo y generar empleo de calidad,
  • anticipa la edad de inserción al mundo laboral,
  • impulsa el desarrollo económico y la competitividad empresarial,
  • anticipa las evoluciones demográficas y aborda el relevo generacional,
  • reactualiza permanentemente el saber y el conocimiento.
Volver